Saltar al contenido

Experimentos con agua en clase

experimentos

Los pequeños experimentos que se hacen en clase pueden ayudarnos a descubrir a esos científicos que tenemos entre nuestros alumnos. Si temes que los niños se manchen o tengan algún percance con los materiales que usáis para experimentar, prueba con el líquido más abundante en la naturaleza: el agua.

Con agua se pueden hacer muchos experimentos que mostrarán a los más pequeños la grandeza de la naturaleza y les desentrañarán los misterios de la Ciencia. Desde Ciencia en la nube te vamos a dar algunas ideas para que esta primavera descubráis muchas cosas juntos y estéis más fresquitos en clase.

Experimentos para hacer en el aula

 ¿Cuál es más densa, el agua salada o el agua dulce?
Vierte colorante en un vaso con agua y una vez mezclado pon el agua en una cubeta de cubitos de hielo y mételo al congelador. Cuando se hayan transformado en hielo, vierte dos cucharadas de sal en un vaso de agua y echa uno de los cubitos coloreados.
El agua dulce que se va derritiendo del cubito de hielo se va depositando en la superficie del agua salada del vaso. El agua dulce es menos densa que el agua salada.

• ¿Cómo limpia el jabón?
Echa un poco de aceite en un vaso de agua, remueve, el aceite se transformará en burbujas que poco a poco se volverán a unir y flotarán en el agua sin mezclarse. Echa en ese mismo vaso un poco de jabón líquido y remueve. El aceite y el jabón se transformarán en burbujas, las burbujas del jabón impedirán que las burbujas del aceite se vuelvan a unir y por lo tanto se disolverá con el agua. Con agua por sí sola no quitará nunca la grasa de las manos o de un utensilio de cocina, en cambio unas gotas de jabón servirán para que la grasa se diluya y se vaya con el agua al enjuagar.

• ¿Por qué un barco de acero flota en el agua?
Dales a los niños una pequeña bola de plastilina y pídeles que moldeen un barco con ella. Llena hasta la mitad un barreño con agua y diles que pongan sus barcos. Los barcos de plastilina flotarán. El agua empuja hacia arriba todos los objetos que recibe y la fuerza de su impulso es igual al peso del agua que el objeto desplaza al hundirse. Aprovecha para explicarles a tus alumnos el Principio de Arquímedes, máxima en la que está basada la construcción naval.