Saltar al contenido

La enfermedad estacional y políticas sanitarias

enfermedad estacional

Cuando mi buen amigo Paco Luís me propuso participar en su pagina Web, como “columnista” medico, no pude por menos que agradecérselo y decirle que sí. Es una satisfacción, y también una responsabilidad, formar parte de este proyecto de Paco y por tal motivo intentare estar con mis comentarios a la misma altura que estoy seguro tendrá el resto de la pagina.

En esta primera ocasión, y en vista de que estamos en pleno verano, he creído conveniente hacer algunas puntualizaciones sobre una de las enfermedades típicas de esta época estival y que viene a formar parte de lo que se denomina “enfermedad estacional”.

Cualquiera de los que leáis este escrito sabéis que existen enfermedades con un fuerte componente estacional; así tenemos los catarros de vías respiratorias altas en el otoño, la gripe en el invierno, las alergias en primavera y las diarreas en verano. Existen muchas mas, como es lógico, pero las mencionadas quizás constituyan el paradigma de “enfermedad estacional”.

Antes de nada conviene definir qué es una diarrea, que entendemos por el concepto de diarrea; pues bien la diarrea se puede definir como el aumento de volumen, fluidez o frecuencia de las deposiciones. Una persona normal, sana y con dieta equilibrada suele defecar al día entre 100-300 gramos de heces. Por encima de esa cantidad estaríamos ante una diarrea.

Las diarreas en el verano son frecuentes por varios motivos.

  • Viajes a Países con un nivel de desarrollo socio-sanitario deficiente y por tanto con medidas higiénicas francamente precarias.
  • Viajes a Países  de nuestro entorno, o de nuestro mismo nivel, que si bien mantienen medidas higiénico-sanitarias tan buenas o mejores que las nuestras pero que, sin embargo, afectan a nuestro aparato digestivo por otros motivos; a saber; Cambios horarios, Jet Lag, comidas y bebidas diferentes, etc. que inciden de manera negativa sobre nuestro ritmo intestinal.
  • Comidas mal conservadas o que pierden la cadena de frío y se deterioran con facilidad.
  • Alimentos mal conservados: Mayonesas, mariscos, huevos, ensaladas etc.

¿Que hacer ante un cuadro de diarrea?

Si el cuadro es leve; es decir, pocas deposiciones diarias (3-4), ausencia de fiebre, no afectación del estado general, no presencia de sangre, moco  o pus puede ser suficiente con una buena hidratación y dieta astringente y de protección gástrica.Si el cuadro se acompaña de algunos de los síntomas descritos lo mas conveniente es acudir a una consulta medica para que sea

determine la naturaleza del cuadro y la conveniencia de tomar  fármacos, ya sean antidiarreicos o antibióticos  o ambos.

Consejos prácticos

1: No tomar alimentos fácilmente contaminables. Evitar comidas poco hechas, crudas o semicrudas.
2: Ingerir líquidos envasados y de manera especial el agua.
3: A pesar de beber líquidos envasados tener mucho cuidado con los cubitos de hielo.
4: Procurar mantener los horarios de comidas habituales.
5: Ante una diarrea con fiebre no automedicarse con antidiarreicos. Estos medicamentos al impedir o retrasar la defecación también están “concentrando” los gérmenes en nuestro interior. Con una deposición diarreica no solo expulsamos heces sino también toda la carga microbiana correspondiente.
6: Buena hidratación. En las diarreas se pierden líquidos pero también iones del tipo del sodio y del potasio. Por eso es aconsejable hidratarse de manera intermitente con la ingestión de agua mineral, o previamente cocida,  y con líquidos que contengan estos iones como puede ser la limonada alcalina o refrescos del tipo Acuarios. Para quien no lo sepa la elaboracion de una limonada alcalina contempla:Un litro de agua

  • El zumo de un par de limones
  • Una cucharadita de bicarbonato.
  • Una cucharadita de sal
  • Azúcar. Si el paciente es diabético se pueden echar unas gotitas de sacarina liquida

Lo correcto es intercalar tomas de la limonada y  de agua mineral de manera alternante.
Espero que estos consejos puedan ser útiles para algunos de vosotros. En mi próxima colaboración comentare otra enfermedad típicamente veraniega como son la Otitis.