Saltar al contenido

Las hormigas y su organización social

hormigas

Cuando el hombre apareció sobre la faz de la Tierra hace dos millones de años, las hormigas ya estaban allí desde hacía 58 millones de años, por eso, esos insectos diminutos que a veces nos resultan tan molestos cuando invaden algunas zonas de nuestras casas, tienen mucho que enseñarnos de la organización social, el trabajo y el orden.

Las hormigas forman colonias organizadas que pueden estar compuestas desde unas docenas de individuos hasta millones de ellas ocupando una gran extensión de terreno.

• Una hormiga es capaz de levantar 50 veces su propio peso y 30 veces el volumen de su cuerpo.
• La colonia de hormigas más grande del mundo consta de millones de hormigas agrupadas en millones de hormigueros que se extienden desde Italia hasta el noroeste de España.
• Hay 9.500 especies diferentes de hormigas catalogadas con sus costumbres y características particulares.
• Las hormigas son capaces de comunicarse mediante el tacto, la vista, el olor y el sonido.
• Su organización social es un matriarcado, a la cabeza está la reina, única hembra desarrollada y fértil.

La vida en el hormiguero

Un hormiguero consiste en un túnel de entrada en la tierra con una serie de galerías laterales que les sirven a las hormigas como almacenes y cámaras de cría.

Las colonias de hormigas constituyen unas sociedades totalmente jerarquizadas formadas por individuos que se dividen en tres clases sociales:

1. La reina: son más grandes y tienen alas hasta que son fertilizadas y las pierden. Su labor consiste en poner huevos.
2. Los machos: encargados de fecundar a la reina
3. Las hormigas obreras: su tarea consiste en mantener y defender el hormiguero, buscar comida, traerla hasta el hormiguero, almacenarla, alimentar y cuidad de la reina y de sus crías y en definitiva llevan a cabo las tareas más esenciales dentro de la comunidad.

Un hormiguero en casa

¿Has pensado alguna vez en tener por mascota una hormiga? Y en el colegio ¿Os habéis planteado montar un hormiguero y que los niños observen su trabajo y organización día a día?

Pues es tan fácil como salir a capturar hormigas, buscar una reina y montar vuestro propio hormiguero o bien, adquirir un hormiguero ya montado y listo para ser usado.

El kit educativo viene con sus hormigas, incluida la hormiga reina, y comida y agua para dos semanas.

Ahora podrás mostrar a tus hijos o a tus alumnos la vida de las hormigas con este hormiguero que es mucho más que un simple juguete.