Saltar al contenido

¿Por qué hacer un debate en clase?

debate en clase

Existen muchísimas razones para llevar a cabo un debate en clase, aunque me gusta resaltar ese aporte que se les proporciona a los alumnos con el fin de que sean capaces de cuestionarse los temas actuales y las problemáticas que existen cada día en nuestro mundo. Pero, también:

  • Fomentar el pensamiento crítico desde edades tempranas;
  • Fomentar la empatía con otras personas;
  • Desarrollar la capacidad de los jóvenes por defender sus principios, al mismo tiempo que deben aprender a respetar las opiniones de los demás;
  • Aumentar la confianza en ellos mismos cuando hablan en público o defienden sus posturas;
  • Ayudar al desarrollo del trabajo en equipo y la disciplina;
  • Fomentar la adquisición de conocimientos sobre temas complementarios a los que habitualmente tienen en clase;
  • Concienciar en de la problemática que existe alrededor de cada tema a debatir.
  • Y Además, se les ayuda a mejorar sus habilidades de lecto-escritura, de investigación, de razonamiento, de hablar en público, etc.

El tema

Es esencial elegir un tema adecuado en cada ciclo de aprendizaje, pero además, si todavía no han llevado a cabo un debate en ninguna ocasión, debéis tener en cuenta que el tema será primordial para que el debate os lleve a conseguir los objetivos que os proponéis.

Os recomiendo realizar debates con temas que sean familiares para ellos, sobre todo al principio, ya que no conocen la dinámica de este modo de trabajar. Puedes proponer discusiones acerca de intereses personales, asuntos locales, problemas escolares, asuntos familiares, etc., y más adelante incluir temas más profundos como problemas de ahorro de agua, energías, o incluso áreas de controversia de actualidad. Aunque finalmente también dependerá de las edades de los alumnos con los que os encontréis trabajando.

Antes del debate. Es necesario que los alumnos sepan en qué va a consistir, explicarles las normas que deben seguir en una discusión, etc., pero también es importante que conozcan el tiempo que durará…

Si el tema tiene que ver con un nuevo contenido, lo mejor es prepararlo antes en clase, hacer una introducción y trabajarlo de varias formas. De este modo, los alumnos tendrán una guía de los elementos más interesantes y unas nociones de lo que deben defender. También podrán investigar por su cuenta y buscar otros puntos de vista en los medios de comunicación, en libros… Por ello, también es recomendable hacer varios grupos de trabajo para que trabajen en grupo y se apoyen mutuamente.

El debate

Cuando llegue el día del debate, debéis haber tenido en cuenta si el moderador de seréis vosotros o será un alumno. Este moderador será quien dirija el camino de la discusión, el que intervenga cuando lo vea conveniente y apoyar a que la discusión fluya con nuevas preguntas a las partes.

Respecto al trascurso de la discusión, debéis procurar que todos los alumnos puedan expresar sus opiniones y que respeten las normas a la hora de intervenir.

Post-debate

Al final del debate, cada uno podrá exponer su opinión, coincidentes o no con el papel teatral desarrollado en el debate, de modo que puedan defender verdaderamente sus posturas.

Mediante una evaluación final de los objetivos conseguidos y los puntos de mejora para las próximas sesiones, seréis capaces de haceros expertos preparadores de debates.